domingo, 20 de octubre de 2013

Crítica 2x1: El orígen del planeta de los Simios + El Caso farewell

EL ORIGEN DEL PLANETA DE LOS SIMIOS
Si hace cuatro meses, tras ver el teaser trailer de esta peli, me hubieran dicho que me iba a gustar la precuela de la mítica película de Charlton Heston, me habría echado a reír. Aquel teaser sólo vendía monos correteando como en "la invasión de las arañas gigantes". Nada que ver con la realidad. El origen del planeta de los simios es un film excelentemente bien narrado y con un potentísimo protagonista: ese Julius Caesar del mundo simio, interpretado de manera brillante por Andy Serkis y el CGI, soberbios ambos. Centrándose en mostrar la evolución del prota y en relatar de forma emocional las relaciones entre éste y sus familias humana y animal, la película consigue superar el abismo de blockbuster comercial y aportar un contenido más profundo. Además, si los personajes humanos quedan desdibujados no resulta algo tan evidente como se podría pensar, pues la compenetración entre James Franco y Serkis es total. El tramo final, con la escapada en pleno puente de San Francisco, está bastante bien conseguido, dejando claro que habrá secuela. Sólo queda la duda de si serán capaces de mantener el nivel. Todo se verá.


EL CASO FAREWELL
Este espléndido film a tres bandas (rusa, USA y francesa), no es una película de espias al uso, pues más que en el tejemaneje político y la acción, que también (y con bastante dinamismo y didáctica), se centra en la compleja red de historias (muy humanas) que se escondían tras el telón de acero. El director, Christian Carion, repite con Guillaume Canet tras Feliz Navidad y recluta a otro experto en estos temas de empleos dobles (ambos son directores e intérpretes) que es Emir Kusturika, quien borda, con su lánguida mirada, estos papeles algo torturados. La película, de mano de los dos actores, va cogiendo ritmo policiaco y desgrana, por encima de todo, las razones que impulsan a unos y otros a tomar partido contra un sistema mucho más oscuro de lo que siempre se ha querido ver; iluminando los entornos familiares y dando forma al fondo, con una fotografía absolutamente espléndida. En el "todo" también está la música de Clint Mansell ("Sólo una noche", excelente compositor) y la escena padre-hijo del final, magnífica. Muy recomendable (sobre todo en
VOS), qualité française.

No hay comentarios:

Publicar un comentario