domingo, 20 de octubre de 2013

Festival de Venecia 2011

Desde 1946, en el Palazzo del Cinema de la ciudad italiana de los canales, se lleva celebrando anualmente el Festival Internacional de Cine de Venecia. El evento es ya un icono del mundo cinematográfico y uno de los festivales europeos por excelencia que mejor recoge los últimos posos del glamour que pueda destilar el cine actual. Al estilo de Cannes, pero con menores dosis de desenfado y mayor elegancia, por Venecia desfilan multitud de famosos del celuloide (y de lo que no es el celuloide) dispuestos a pasar un buen rato y dejarse rodear por la esencia a clásico que desprende el festival.

Venecia abre la nueva temporada del año, normalmente con films mucho mejores que lo que el verano ha ido arrastrando, aunque el de este 2011 no haya sido precisamente el peor (Súper 8, El Origen del planeta...). Este año, en el festival, está en boga la nueva de Polanski, Un Dios Salvaje con Kate Winslet, Cristoph Waltz, John C. Reilly y Jodie Foster como dos matrimonios con dificultades. También Los Idus de Marzo, el nuevo trabajo de George Clooney como director, lo que permitió que éste luciera palmito ante los ávidos flashes. La película, que él no ha calificado como política, sino como "moral", se centra en el engranaje de unas elecciones en EE.UU, siendo su figura clave el actor Ryan Gosling, quien tras Blue Velvet o Drive, parece estar es todas partes.

El provocativo director David Cronemberg presentó su historia sobre la rivalidad entre Sigmund Freud y Karl Jung con Un método peligroso, y lo hizo acompañado de casi todo su reparto, entre ellos Keira Knightley, Viggo Mortensen y Michael Fassbender, un nombre, el de este último, a recordar en el futuro. No obstante, quien hasta ahoraha despertado más polémica ha sido la polifacética Madonna, directora en este caso de E.W, un film dedicado a la figura de Wallis Simpson y protagonizado por Abbey Cornish. La cantante apareció cual diva sobre la alfombra roja con unas gafas rouge bastante eclécticas que, desde luego, no la hicieron pasar desapercibida. Otra cosa es su película, no muy bien recibida por los críticos.

La Mostra de Venecia sólo acaba de empezar, la primeras proyecciones se ven poco a poco entre la Sala Grande y la Sala Volpi, y muchos más actores, directores y actrices coparán las portadas de los periódicos, reflejando que el cine aún es noticia. Habrá que esperar todavía una semana para saber quién se lleva el codiciado León de Oro a la mejor película.
¡Hagan sus apuestas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario