viernes, 25 de octubre de 2013

Oscar 2012: El triunfo francés.

Si el año anterior fue la Gran Bretaña quien se adueñó de la noche más Hollywoodiense del año, en esta entrega de los Oscar han sido los franceses: The Artist se ha llevado casi todos los premios que elevan al rotundo estrellato, uno que, todo hay que decirlo, llevaba rozando ya unos cuantos meses. La película muda, y en blanco y negro, cumplía todas las quinielas convirtiéndose en la Mejor Película de la noche, y dándole también el triunfo a su director, Michel Hazanavicius y a su actor principal, el carismático Jean Dujardin. Otros premios como Mejor Banda Sonora o Mejor Vestuario también recayeron en las manos del equipo de la cinta. Por su puesto, el resto del palmarés era un tanto predecible, no ha sido una noche de grandes sorpresas, excepto quizá, para Hugo, quien lentamente pero sin pausa fue ganando seis Oscar de categorías técnicas. Meryl Streep, por supuesto, recibió, tras más de veinte años desde su última gala como vencedora, la dorada estatuilla como Mejor Actriz por su papelón en The Iron Lady; y qué mejor que recibirlo de las manos del maravilloso Colin Firth, quien ya supo rescatarla cual Cenicienta en los pasados Bafta´s británicos. Octavia Spencer se emocionó hasta el extremo de casi no poder hablar al ganar como Mejor Actriz Secundaria por The Help y Christopher Plummer le dedicó un precioso discurso a su mujer como Mejor Actor Secundario por Beginners. La gran perdedora fue la maravillosa The Descendants, que sólo pudo hacerse con el Oscar por Mejor Guión Adaptado, mientras el de Mejor Guión Original iba a parar a las manos del siempre ausente Woody Allen por Midnight in Paris.
Lo mejor (y lo más raro) de una gala más llevadera (y corta?) que las precedentes lo podéis leer más abajo. No obstante, la 84 ceremonia de los Oscar no consiguió elevarse en el ranking del pasado, ese donde las galas de Billy Crystal sí sabían entretener a la audiencia. Su esperado regreso sólo quedó patente en una hilarante presentación y en algún que otro gag durante una ceremonia ágil pero no especialmente memorable, con algunos detalles metidos a calzador, y donde más que otra cosa, destacaron unos cuantos extraordinarios presentadores y el magnífico escenario, imitando a un antiguo cine; con la atmósfera de Hugo y The Artist, las cuales impregnaron las cuatro horas de ceremonia que se pueden
resumir así:

-El magnífico escenario y la esencia a cine antiguo que se quiso dar a la ceremonia.
-Billy Crystal... ¿cantando?
-La ovación a Octavia Spencer, es una mujer divertida y una gran actriz, pero uno se queda preguntándose exactamente a qué viene...
-La ovación a Christopher Plummer, ahí no hay duda.
-La coreografía con bailarines del Cirque du Soleil y música de Danny Elfman, preciosa.
-Lo bien que se lo pasó Billy Crystal conociéndose a sí mismo.
-La magnífica Hugo, llevándose tantos merecidos premios.
-Robert Downey Jr haciendo de Robert Downey Jr y regalando uno de los momentos más graciosos de la gala junto a una desesperada
Gwyneth Paltrow.-Plummer, al referirse a que sólo es dos años más joven que la estatuilla. ¡Batió record al ganar a sus 82 años, Oscar tiene 84!
-El interesante a la par que divertido momento de Billy Crystal como lector de mentes.
-La desafortunada lectura de mente de Nick Nolte: "grrrroooooooar", un poco salida de tono.
-El espacio dedicado a las bandas sonoras, con el pentagrama y las preciosas presentaciones, de lo mejorcito.
-Will Ferrel y Zach Galifianakis, quienes "como músicos serios" que son, regalaron otro momento de lo más hilarante como presentadores.
-El desconcertante momento espídico de Emma Stone, de rojo y viendo de todo.
-La mención de Javier Bardem por Alexander Payne al ganar el Oscar por Mejor Guión Adaptado, al referirse al discurso
que el español le regaló a su madre hace unas cuantas galas.
-La despampanante Angelina Jolie
, yendo más de diva que de actriz y enseñando su pierna derecha como si no hubiera un mañana.
-Varios actores, rindiendo homenaje al cine una vez más, al comentar sus primeras experiencias con el celuloide.
-El entrañable discurso francés-inglés del direcor Michel Hazanavicius.
-El carismático Dujardin y su discurso, ¡qué grande es!
-Lo dicho, que un gentleman como Colin Firth le haya entregado el tercer Oscar de su carrera a la gran dama del cine americano:
Meryl Streep.-Que Streep ganase de dorado, igual que la última vez que se alzó vencedora.
-Que una película muda en blanco y negro (y además Europea) haya triunfado la pasada noche. Una gran noticia para el cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario