lunes, 4 de noviembre de 2013

Los Oscar 2013 en 15 apuntes.

Lo cierto es que la 85 gala de los Oscars ha sido definitivamente más excitante que en años previos, estando bastante repartida y regalando alguna que otra buena sorpresa. Argo (por decir algo) ha sido la más destacada, con cuatro premios, dos de ellos siendo los de mejor guión adaptado para Chris Terrio y, el más importante, al alzarse con el de Mejor Película. Ben Affleck estaba bien emocionado y la verdad, daba gusto verle resarciéndose de su no-nominación como director, un galardón que ha caído en manos de.... ¡sorpresa de la noche: Ang Lee! por La vida de Pi. Jennifer Lawrence, presa de su elocuencia habitual, ha conseguido, en su segunda nominación por El Lado bueno de las cosas, el Oscar a Mejor Actriz. El resto de premios (bastante cantados) han ido a parar cada uno a un film diferente: Daniel Day-Lewis Mejor Actor por Lincoln, Anne Hathaway Mejor Secundaria por Los Miserables y Christoph Waltz le ha arrebatado a Tommy Lee Jones el de Mejor Secundario por Django, con el que es su segundo Oscar en poco menos de tres años. No está mal. Tarantino se ha llevado el de Mejor Guión Original y Mychael Danna ha sido premiado como mejor compositor por la banda sonora de La vida de Pi; Adele, por su parte, ha recogido emocionadísima el Oscar a Mejor Canción por Skyfall.

Respecto a los vestidos, para ésta redactora la indiscutible ganadora es la elegantísima Charlize Theron en un vestido asimétrico blanco de Dior, seguida por Naomi Watts, despampanante, Anne Hathaway clásica de Prada, la siempre original Zoe Zaldana, Halle Berry, Jennifer Aniston en rouge, Kerry Washington o, digámoslo ya, Jennifer Lawrence muy en plan princesa-ganadora (recordemos su atuendo vigilantes de la playa de hace unos años, cuando fue nominada por primera vez por Winter´s Bone) se nota que ha pasado el tiempo ¿no?.

Pero vayamos a los momentos clave de una gala amena, musical y presentada por...

1-Un Seth Macfarlane que no ha estado mal. Habrá quien piense que ha tenido salidas de tono de cierto mal gusto, pero reconozco que su preludio revival de Star Trek ha tenido más gracia que todos los comienzos de los últimos cuatro años juntos.

2- El elegante baile entre Charlize Theron y Channing Tatum, y el exquisito vestido que llevaba la primera.

3-El irregular homenaje a los musicales, más bien una oda a Chicago bastante sosilla (con Catherine Zeta Jones y su All that Jazz) y poco más. Y que, por contra, haya quien tilde a la gala de sobre musicalizada, pero ¿sin espectáculo, qué queda? Es preferible verles cantar y bailar, que decir tonterías para rellenar espacio.

4-El elenco de los Vengadores en cuasi-pleno, sólo faltaba Loki-Tom Hiddlestone y la viuda negra Scarlett Johansson para rematar el momentazo heróico de la noche.

5-Lo repartidos que han caído los premios, mucho más interesante para las quinielas y para los discursos, como el del genial Tarantino, mencionando que Charlize Theron es su vecina.

6-El homenaje (algo corto) a los 50 años de James Bond, con el regreso de Shirley Bassey y su Goldfinger.

7-Las maravillosas actuaciones tanto de otra grande como es Barbra Streisand, que poco se prodiga ya por los escenarios, al ritmo de The way we were; como el de la británica Adele y su magnífico Skyfall. Pasado y presente de poderosas divas de la canción.

8-El premio más evidente desde hace años: Anne Hathaway no podría haberse sorprendido aunque quisiera.

9-Ang Lee, la auténtica (y positiva) sorpresa de la noche, alzándose como mejor director por encima de Spielberg o Haneke (quien salió al escenario para recoger el premio para Amour como mejor película extranjera).

10-La graciosa caída de Jennifer Lawrence subiendo las escaleras hacia el escenario, no sólo da un traspié cual pato-cisne, sino que se queda tendida un momento almohadillada por las múltiples capas de su vestido. Y su frase "ahora os levantáis todos sólo porque me he caído" es única, ella.

11-El momento cómico/chiste privado entre los imponentes Daniel Day-Lewis y Meryl Streep, cuando el primero recogía su premio y la segunda se lo entregaba.

12-El regreso de un grande y clásico de las galas como es Jack Nicholson, todo un personaje, gafas incluidas.

13-La desconcertante aparición de Michelle Obama no sólo dando un excesivamente largo discurso, sino - ojiplático momento- entregando el premio a mejor película para Argo.

14-El amable y emocionado discurso de Ben Affleck, recordando su otro Oscar hace 15 años y ese "gracias a todos" entre aspavientos, incapaz de ponerse a recordar nombres, y el "gracias a Irán, y a mi mujer, que no tiene nada que ver con Irán, claro" qué paciencia la de Jennifer Garner.

15- La penica que da ver como se pierde el brillo de otras galas más barrocas y floridas, con números más interesantes y variados. Con todo, las ha habido mucho, pero que mucho peores; y mucho, pero que mucho más predecibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario